8,5 hectáreas en 39 parcelas

Nuestro terruño

Pequeñas parcelas en las faldas de la Sierra de Moncalvillo

A las faldas del Moncalvillo, en el pequeño pueblo de Sojuela nace Ojuel, situado en el centro de La Rioja, al sur de Logroño. La Sierra de Moncalvillo es la estribación más septentrional del Sistema Ibérico. La zona de cultivo de la vid se sitúa entre los 550 y 750 metros de altitud, con un clima de transición continental-mediterráneo que da lugar a vendimias tardías y equilibradas en acidez y alcohol. Viñas de tempranillo y garnacha situadas en cerros y zonas expuestas a los vientos permiten obtener uvas de la calidad y sanidad necesarias para elaborar nuestros vinos.

Cultivamos y mimamos 8,5 hectáreas de terruño distribuidas en 39 parcelas con diferentes orientaciones.

Cerro Sojón · Viñedo Singular

Viñedo singular de 1.925 a los pies del cerro de Sojón de 800 m. La situación, altitud y orientación norte y con influencia atlántica, determinan un clima muy diferente del resto de la denominación de origen Rioja.

Suelo: constituido por conglomerados, arenas, arcillas y margas continentales. Suelo pobre y adecuado para la vid. En la superficie muy mineralizado y con buena estructura y por debajo a un metro mucho sedimento.

Viña con gran mezcla de variedades plantadas en vaso. Destaca la Maturana Tinta, una variedad minoritaria que se cultivaba en la comarca y actualmente en proceso de recuperación. Entre las blancas existen destacar la presencia de una malvasía típica de La Rioja ( “calagraño” o “cagazal”). Otras Tempranillo, Garnacha y Mazuelo.

Los vinos presentan como principal rasgo un marcado carácter atlántico, donde la mezcla de variedades  se expresa nítidamente en esta faceta, consiguiendo un color rojo picota de capa media  que se mantiene en el tiempo, unido a un perfil aromático de carácter más sutil y complejo, con una boca larga, fresca y llena de sensaciones, que consiguen una excelente evolución y vida en botella.

Carrasojuela · Viñedo Singular

Este Viñedo Singular de 1.970 y plantado en vaso, comprende una sucesión de microparcelas situadas entre los  municipio de Sojuela y Entrena,en una zona tradicional de viñedo que  las particiones de padres a hijos a lo largo de los tiempos ha generado un cuadro salpicado de pequeñas parcelas que aunque se cultivan de forma conjunta por el mismo viñador administrativamente son parcelas independientes, por eso aquí el nombre del vino Ojuel Carrasojuela viñas de fanega.

La  situación, altitud (620 m)  y orientación de la zona, con  una orientación norte y clara influencia atlántica, determinan un clima muy diferente del resto de la  Denominación  de  Origen Rioja. En una zona casi marginal de producción de vinos tintos de calidad en la Rioja Alta, estas mismas condiciones favorecen la tipicidad y singularidad de los vinos, alcanzando todos ellos una mayor expresión del terreno donde se cultiva el viñedo, y además hace que las diferencias entre añadas sean más acusadas que las obtenidas en otras zonas productoras de clima más benigno.

Características Agro-Geológicas:
Tipo de vegetación natural en el entorno del viñedo: herbáceo y arbustiva en la ribera del río Sojón próxima al viñedo.

Suelo del terciario constituido por conglomerados, arenas y arcillas.  La textura en superficie muy ligera, con predominio de la arena y muy fácil de trabajar pero con abundantes elementos gruesos y a un metro de profundidad sedimentos y gravas que facilitan el drenaje del agua.

Variedad: Viña con gran mezcla de  variedades blancas y tintas destacar la presencia de  cepas de Monastell, una variedad minoritaria que se cultivaba en la comarca y actualmente en pleno proceso de recuperación.

Entre las blancas existen destacar la presencia de una malvasía  típica de La Rioja, conocida localmente como “calagraño” o “cagazal” y otras como Tempranillo,Garnacha y Mazuelo.

La Plana

A unos 550 m sobre el nivel del mar, junto a Entrena, mirando a los valles del Ebro y del Iregua. Suelo franco arenoso, en ocasiones arcillosos y sobre todo muy pedregoso, lo que impide que el agua y los diferentes elementos queden retenidos en el suelo, y lixivian con rapidez, dando lugar a un suelo pobre y muy seco. La vid sufre estrés hídrico durante el periodo estival. El manejo de la vid debe hacerse con cuidado, regulando muy bien podas, labores culturales y carga de uva, para que la planta pueda terminar su ciclo vegetativo y la uva pueda llegar al final de maduración. Es tierra para variedades rústicas: garnachas, viura y algún mazuelo. La vid se complementa con almendros y tierras yecas que sirven de cobijo a la flora y fauna local. Restos de guardaviñas evidencian la tradición vitícola de esta zona.

Fuente León

Tierra límite de cultivo, hasta los robledales que dan comienzo a la Sierra de Moncalvillo, a unos 800 m de altitud. La entrada del monte nos recuerda que estas tierras las ganó el hombre para su cultivo y aún le pertenecen. El clima se torna continental, húmedo, y las diferencias térmicas entre el día y la noche se agudizan. Tierra frescas pero pobre y ácidas, con un pH de 5. Suelo de montaña, difícil de cultivar y mecanizar por su excesiva piedra.

Fuente León Viñedo Moncalvillo, Sojuela, La Rioja
Fuente León Viñedo Moncalvillo, Sojuela, La Rioja