Nos adaptamos

Reserva tu visita

En pareja, en grupo, en familia… como tu quieras. Disfrutarás de la visita y te haremos sentir como un miembro más de la casa. Sin guías profesionales ni un guión establecido te abrimos las puertas de nuestras modestas instalaciones, como un miembro más de la familia. Intentaremos transmitir nuestra pasión por este pequeño proyecto con alma que es Ojuel y que trata de poner en valor una zona, la riqueza de la tierra, de los pueblos y nuestro mejor hacer en la elaboración de unos vinos artesanales de calidad respetuosos con el medio en el que vivimos.

Descubrirás a través de nuestro vino naturalmente dulce, el Supurao, la auténtica historia de los pueblos de Rioja y además te contaremos cómo recuperando esta tradición y desde nuestros inicios, creyendo en la sostenibilidad y la agricultura ecológica (mucho antes de que fuera una moda), hemos llegado a la elaboración de otros vinos deliciosos e interesantes e incluso salvajes (sin sulfitos añadidos).

Viviremos una experiencia rural plena disfrutando de la singularidad del paisaje a las faldas del Moncalvillo, pequeñas parcelas rodeadas de bosque que van entre los 550 y 800 metros de altitud y realizaremos salidas al viñedo para observar diversas plantaciones. Algunas octogenarias, otras en las que se cultivan variedades atípicas como el tempranillo blanco, Maturana, garnacha blanca … y pasearemos por nuestras parcelas recientemente declaradas viñedo singular.

Visitaremos el “calao”, una cueva excavada a golpe de pico en los años 30, un espacio que ofrece un inesperado viaje en el tiempo donde tendrás la oportunidad de catar vinos directamente de la cuba y por supuesto os haremos degustar nuestros vinos la mejor de nuestras sonrisas y cercanía. ¡Salud!